Los estragos del huracán Eta aún se sienten esta mañana, fuertes lluvias persisten, crecida de ríos, algunos derrumbes. En Bonanza el Párroco Padre Tomas Jiménez parroquia Santa Teresita del Niño Jesús nos informo que se encuentran bien pero que las lluvias siguen y por la noche hubieron vientos fuerte con lluvia, lamentablemente fallecieron dos mineros en un derrumbe en la zona del comal, estos estaban trabajando y al parecer no acataron las indicaciones de resguardarse.

Los daños causados son al momento materiales, infraestructura y sin energía eléctrica. El Padre Rodolfo French párroco de la parroquia San Rafael Arcángel en Waspam nos cuenta que lo vivido con el paso de Eta daños materiales, caídas de árboles y la mayor preocupación radica en el crecimiento del río y las comunidades de río abajo van a sufrir envestida, aún no se tiene comunicación con estas comunidades.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *