Más de 3200 personas han mejorado sus condiciones de salud en el caribe de Nicaragua. La presencia de la pastoral de salud nos explica la Dra. Caridad Herrera Coordinadora, se ha contribuido con herramientas para la atención a los pacientes, capacitación dotando de conocimientos y actividades en comunidad para sensibilizarlos hacia la prevención y cuido de la vida.

Otro aspecto esencial que se ha realizado para las familias es el control prenatal utilizando método del collar promovido por la Iglesia siendo este efectivo, así mismo la abstinencia, fidelidad y atención a los recién nacidos.

Estos elementos han incidido en un repunte de mejoramiento de bienestar de las familias a partir de la presencia de la pastoral de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *