CORPUS CHRISTI
En torno a un pedazo de pan y una copa de vino, Jesús dejará el sacramento de nuestra fe.
Que los adornos posteriores, fruto de la piedad y la adoración, no tapen la sencillez del pan y el vino que, mirados con fe, nos han hecho a tantos hombres y mujeres encontrarnos personalmente con Jesús, unirnos a una comunidad y entregarnos, partirnos y repartirnos por unas familias y una humanidad más de hermanos.
La grandeza de este Sacramento está en su sencillez. Este día que adornamos con custodias, cortinas, cantos y flores al Jesús Eucarístico, no tapemos el sencillo pan y vino que en la Eucaristía nos posibilita crecer en nuestra amistad con Jesús, nos acuerpa en una comunidad que nos acompaña, y nos abre los ojos a reconocerlo en el que tiene hambre, está desnudo, enfermo o en la cárcel.
Hagan esto en memoria mía, se refiere a su amor entregado y no a un rito. En este Sacramento nos unimos a Cristo, a la Iglesia y al proyecto de construir, con su mismo amor, un mundo de todos hermanos.
San Pedro, por fin, está techado. Nos disponemos a su reapertura para el día de las fiestas patronales, toca ponerse las pilas a todos y preparar la gran fiesta, después de 8 meses cerrado el templo.
Queda pintar por dentro, poner el nuevo sonido, la iluminación y listo.
Falta por pagar el último golpe a la constructora y los detalles finales.
Esta vez pongo el número de las cuentas solo de Nicaragua. Como dije el otro día en misa, a las vacas que tengo en España ya las he ordeñado varias veces, jajaja, y que me perdonen allá por el símil. Ahora toca un esfuerzo final a los nicas en EEUU y a los que estamos aquí. Hay en marcha una kermes para el día 6 y una rifa para el 22. Todo tiene que estar pagado para el día de San Pedro. Hay gente que ha colaborado y generosamente. Tenemos varias de esas viudas del evangelio que con sus dos monedas, son las que más han echado a la alcancía del templo. Pues bien, invito a todas las personas que puedan a que hagan sus aportaciones ya sea en las cuentas bancarias o en la parroquia. Muchas gracias.
Padre Javier Pla, Párroco de la Parroquia San Pedro Apóstol Bilwi.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *