Dios de misericordia y amor,
ponemos en tus manos amorosas
a nuestro hermano S.E.R Monseñor David Zywiec
que has llamado de esta vida a tu presencia.
En esta vida le demostraste tu gran amor,
y ahora que ya está libre de toda preocupación
concédele pasar con seguridad las puertas de la muerte
y gozar de la luz y la paz eterna.
Habiendo terminado su vida terrena recíbelo en el paraíso,
en donde ya no habrá tristeza ni dolor,
sino únicamente felicidad y alegría con Jesús, tu Hijo,
y con el Espíritu Santo, para siempre.
Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *